[Análisis] El niño que domó el viento
[Análisis] El niño que domó el viento

[Análisis] El niño que domó el viento

Un día buscando una película que ver en Netflix apareció esta sugerencia en el catálogo. Al principio, ni el nombre ni la estética de la película me resultaron atractivas, pero probé a ver el tráiler “pa porsi”.

El resultado fue que antes de terminar el trailer ya tenía la película puesta. Una de las cuestiones que influyó a la hora de verla es que está basada en la historia real del personaje, tras la cual escribió un libro que es el que da forma a la producción.

A continuación, os presentamos la ficha de la película, además de una reflexión para trabajar a modo de actividad.

SOBRE LA PELÍCULA...

Título

El niño que domó el viento

Título original

The Boy Who Harnessed the Wind

Año

2019

Duración

113 min.

País

Reino Unido Reino Unido

Dirección

Chiwetel Ejiofor

Guion

Chiwetel Ejiofor (Libro: William Kamkwamba, Bryan Mealer)

Música

Antonio Pinto

Fotografía

Dick Pope

Reparto

Chiwetel Ejiofor, Maxwell Simba, Joseph Marcell, Aïssa Maiga, Noma Dumezweni, Lemogang Tsipa, Kelvin Maxwell Ngoma, Lily Banda, Beatus Ble Msamange

Productora

BBC Films, BFI Film Fund, Blue Sky Films, Head Gear Films, Lipsync Post, Metrol Technology, Participant Media, Potboiler Productions (Distribuidora: Netflix)

Un chico de la República de Malaui decide ayudar a las personas de su pueblo construyendo una turbina después de leer un libro en el que se explican los pasos para su creación. Inspirada en una historia real. (FILMAFFINITY)

REFLEXIONANDO...

Este largometraje es una magnífica producción que, si bien a primera vista no atrae, acaba haciendo las delicias de los espectadores.

Nos relata la historia cuenta la historia de William Kamkwamba, un joven malauí de apenas 13 años, que tiene la suerte de poder ir a la escuela. Gracias a esa oportunidad y con la ayuda de su esfuerzo y constancia, consigue construir un generador eólico para llevar agua a su pueblo.

Esta es una historia que nos enseña a aprovechar las crisis como motor de cambio y cómo no hay que rendirse ante las dificultades que se van presentando.

La película comienza presentando la vida de William, cómo y dónde viven él y su familia, los problemas a los que se enfrentan en el día a día… hasta que un día, William recibe su uniforme para la escuela del distrito. Allí comenzará sus estudios, donde se apasiona por las ciencias y la electricidad y su funcionamiento.

Aunque su ilusión y sus esfuerzos por sacar buenas notas no tardarían en verse interrumpidos por la creciente crisis ambiental que azota la zona. Pero ¿qué relación tiene la crisis ambiental y la deforestación de la región con que William no pueda ir a la escuela?

La respuesta es toda. Malawi está siendo azotada por una serie de lluvias torrenciales, que sumadas a la deforestación que la tabacalera está causando en la zona, hace que se inunden los cultivos de la zona. Esto ocasiona la pérdida de las cosechas, que son el principal sustento de la comunidad y de la región.

Al no tener qué vender ni alimentos que cocinar, deben invertir el poco dinero que tienen para subsistir, no pudiendo pagar la cuota de la escuela y siendo William expulsado temporalmente hasta pagar la cuota.

Con la ayuda de un profesor, y a escondidas del director, William acude diariamente a clase de ciencias y a la biblioteca a estudiar y aprender, hasta que un día es pillado por el director y expulsado definitivamente de la escuela.

Tras las lluvias, llega una severa sequía que no hace más que empeorar la situación. La comunidad trata de hacer frente desesperadamente a esta realidad, de la cual el gobierno se desentiende, mientras se suceden los robos, las migraciones y las muertes de hambre.

No obstante, William es capaz de ver más allá, y gracias a su ingenio, su visión creativa y su capacidad de desarrollo del pensamiento alternativo es capaz de ver en una dinamo y una batería y una bomba de agua rescatadas de un vertedero un molino eólico y una fuente para un pozo. Se enfrenta a su padre y a pesar de las dificultades, es capaz de construir un sistema de abastecimiento de agua con ayuda de la comunidad, pudiendo cosechar así a pesar de la sequía.

PARA TRABAJAR...

Es una película muy adecuada para trabajar en cualquier colectivo, especialmente en los campos de menores y adicciones al ser una película que afronta las crisis, el cambio, la innovación y la perseverancia para conseguir unos objetivos.

Aemás nos permite analizar y desarrollar el pensamiento alternativo y el pensamiento medios-fin, trabajando por tanto las competencias sociales.

A continuación presentamos una serie de cuestiones para analizar:

Entendemos las crisis como las situaciones en las que se produce una situación de peligro y desequilibrio en un sistema determinado, y que desembocan en un proceso de cambio, no necesariamente negativo.

La crisis, en la película, está representada por la crisis climática y económica, que provoca un cambio drástico del modelo de vida de la comunidad. No obstante, de dicha crisis son capaces de aprender y sobreponerse, saliendo reforzados, con más medios y mayores capacidades.

En nuestro día a día, se producen constantemente crisis, las cuales desembocan en procesos de cambio con mayor o menor relevancia en nuestras vidas.

Hay que destacar que las crisis a su vez, conllevan pérdidas a la par que ganancias si se saben enfocar y resolver de forma positiva para el individuo o la colectividad.

Al igual que las crisis nos llevan al cambio, los cambios suponen la ruptura de unos determinados modelos de vida.

Para William, la crisis conlleva la pérdida de su plaza en el colegio pero también la oportunidad de desarrollar un modelo sostenible para su comunidad en tiempos de crisis y necesidad.

No obstante, no siempre estamos predispuestos a renunciar a nuestros privilegios ni a nuestra comodidad para hacer frente a un cambio.

En la película, el padre de William se opone a renunciar a su bicicleta en favor de una idea. Esta negativa se conoce como resistencia al cambio, y está presente en todos y cada uno de nosotros en mayor o menor medida.

¿Cuáles son tus resistencias al cambio? ¿son siempre las mismas?

Diariamente, incluso de forma inconsciente, tomamos decisiones que afectan a nuestro modo de vida. En muchas ocasiones no pensamos las consecuencias (qué desayunar, qué ropa ponernos…), en otras debemos detenernos y reflexionar en mayor o menor medida (elijo este camino o este otro, estudio una carrera o un ciclo superior, ciencias o letras…).

Nuestra vida está compuesta de las decisiones que tomamos, las cuales debemos sopesar si queremos obtener los mejores resultados posibles.

En la película se plantea un caso de análisis de oportunidades cuando se ofrece dinero a cambio de las tierras. En esta situación se ven obligados a decidir en vistas a corto o largo plazo. Quienes eligen el dinero, lo hacen pensando a corto plazo; quienes eligen mantenerlas a pesar de la escasez lo hacen en vistas al futuro.

Existen múltiples medios y herramientas para la toma de decisiones. ¿Cuáles son las vuestras?

En la película observamos cómo en diferentes ocasiones realizan un balance causal, exponiendo las causas de diferentes situaciones y analizando los motivos.

En nuestra vida, el pensamiento causal es de los más presentes en el día a día, y es altamente útil si se utiliza como base para el crecimiento y la mejora.

En cuanto al pensamiento alternativo, vemos cómo William es capaz de analizar la situación de su comunidad y elaborar una hoja de ruta diferente a la que lleva el resto, utilizando la creatividad como forma de resolver una crisis.

El pensamiento alternativo nos sirve para afrontar situaciones de la mejora manera posible, con múltiples soluciones  y valorando diferentes alternativas a la establecida.

Esta, es la viva historia de la necesidad de formación de la sociedad y de la fuerza y el empuje que posee la formación como herramienta de cambio y superación de crisis.

La formación y el aprendizaje son herramientas indiscutiblemente necesarias en la sociedad de hoy en día, donde vivimos inmersos en la sociedad de la sobreinformación y de las “fake news”.

Ser capaz de desarrollar un pensamiento crítico y un pensamiento alternativo parte de una base previa de formación e información, que nos permitan ser plenamente conscientes de nuestra realidad y nuestras posibilidades.

Las habilidades sociales son un conjunto de herramientas de las que nos servimos para afrontar las situaciones que se nos presentan en el día a día. Incluyen desde la capacidad y la forma en la que saludamos por las mañanas a cómo afrontamos el conflicto con los demás.

Nos permiten expresar sentimientos, actitudes, opiniones, desarrollar ideas…

En la película se abordan continuamente, y son herramientas necesarias para que William lleve a cabo su proyecto de forma favorable.

Identificamos diversos momentos donde los personajes carecen de habilidades sociales, ¿cuáles son? ¿cuándo las ponen en práctica? ¿entrenas tus habilidades sociales?

SI QUIERES TRABAJAR MÁS...

Ficha de trabajo de la película “El niño que domó el viento”

Haz clic en la imagen para descargar.

Educando Juntos

Los mejores recursos de carácter formativo para el ámbito de la educación y lo social.

Esta entrada ha sido escrita por...

Deja una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.